Menú Principal
29 de noviembre de 2017

Endeudados de la provincia de Curicó podrán recibir asesoría de la Superintendencia de Insolvencia para pagar sus deudas

La institución atenderá a la ciudadanía el primer y tercer viernes de cada mes en las dependencias de la Gobernación, ubicada en Carmen 560, cuarto piso, Curicó. 

A partir del viernes 01 de diciembre y posteriormente cada 15 días, profesionales de la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento (Superir) estarán atendiendo público en dependencias de la Gobernación de Curicó entre las 09:00 y 14:00 horas.

Este compromiso, se encuentra en el marco de un convenio de colaboración firmado entre ambas instituciones en octubre, que tuvo por objeto estrechar vinculaciones institucionales que permitan socializar y difundir la normativa concursal N.° 20.720, tanto entre los habitantes de la provincia como través de los Servicios Públicos y Organizaciones presentes en el territorio.

En la misma línea, esta acción permitirá mejorar los estándares del servicio y capacidad de respuesta, beneficiando a los habitantes de la zona. “Dado que la Superintendencia está presente sólo en las capitales regionales del país, en este caso en Talca, con la firma del convenio aquellos usuarios que residen en Curicó y sus cercanías podrán contar con una orientación legal respecto de su situación de endeudamiento el primer y tercer viernes de cada mes”, señaló el Coordinador Regional de la institución, Nicolás Reyes Bravo.

Por otro lado, Reyes explicó que las personas frente a una situación de sobreendeudamiento y cumpliendo con los requisitos establecidos en la ley, tienen la posibilidad de acercarse a la Superintendencia y renegociar sus deudas. “Nosotros actuamos como facilitadores. Acompañamos al deudor en cada etapa, para que pueda llegar a acuerdo con sus acreedores, ajustado a su real capacidad de pago, a través de asesoría legal y contable».

El gobernador Abraham Vega Poblete, agregó que las asesorías brindadas por los profesionales a cargo son totalmente gratuitas y que no requieren de la asesoría externa de un abogado. “Nosotros hemos puesto a disposición de nuestras dependencias a un profesional de la Superintendencia de Insolvencia para que asesore a los ciudadanos que se ven afligidos por las deudas y no saben cuál es la forma de proceder para regularizar su obligación”.

Cabe recordar que las dependencias de la Superir, en la Región del Maule, se encuentran ubicadas en calle 3 Poniente N° 1290 – Esq. 2 Norte, Talca.

 

¿Qué es la Renegociación de Deudas?

Instancia donde las personas pueden renegociar todas sus deudas, vencidas o no, en forma gratuita y de acuerdo a su real capacidad de pago.

 

¿Quiénes se pueden acoger a la Renegociación?

Las personas naturales mayores de 18 años; con o sin contrato de trabajo.

Trabajadores dependientes, dueñas de casa, estudiantes, jubilados, entre otros.

 

¿Cuáles son los requisitos?

Tener 2 deudas vencidas o más por más de 90 días, que superen las 80 UF (2.1 millones aprox.). No haber sido notificado de una demanda, ni haber emitido boletas de honorarios en los últimos 24 meses.

 

¿Cómo funciona la Renegociación?

Se desarrolla a través de tres audiencias ante la Superintendencia.

1.- Se determina quienes son los acreedores y cuál es el monto que le adeuda a cada uno.

2.- Los acreedores acuerdan con el deudor la propuesta que contienen nuevas condiciones de pago de sus deudas.

3.- Si no hay acuerdo en las anteriores audiencias, la Superintendencia prepara una propuesta de venta de los bienes embargables del deudor para pagar a los acreedores.

 

¿Cuánto dura el trámite?

Aproximadamente 4 meses.

 

¿Cada cuánto tiempo puedo solicitar una renegociación?

5 años.

 

PERFIL DE LOS DEUDORES (NACIONAL):

El monto promedio renegociado, en base a nuestras estadísticas, son 26.9 millones, que incluye todas sus obligaciones, tales como: los créditos hipotecarios, de consumo, tarjetas bancarias, retail, créditos sociales, etc.

El 41% son mujeres y el 59 son hombres.

Edad promedio: 30 y 44 años.

Tramo de ingreso: 250 y 500 mil pesos.