Menú Principal
20 de febrero de 2021

Autoridades compartieron con personas en situación de calle que recibieron subsidios de arriendo para apoyar su reinserción social

  • La iniciativa impulsada por la Seremía de Desarrollo Social y Familia está beneficiando a 15 personas, los que se suman a otras 18 seleccionadas que forman parte del  programa Vivienda Primero.

CURICÓ.- En la comuna de Curicó, el gobernador Roberto González junto al seremi de Desarrollo Social y Familia, Felipe Valdovinos, fueron a conocer la experiencia de Eduardo y Juan, personas en situación de calle que hoy busca reinsertarse en la sociedad gracias al apoyo del Gobierno con un subsidio de arriendo y apoyo psicosocial.

La autoridades visitaron la vivienda de Eduardo y Juan, con el propósito de compartir con ellos y conocer su experiencia como beneficiarios del programa piloto  Vivienda con Apoyo, iniciativa que beneficia a personas de la región en las comunas de Maule, Talca, San Rafael y San Clemente, gracias a un proyecto presentado por la Seremía de Desarrollo Social y que es financiado por el Gobierno Regional del Maule.

 “Para nosotros como Gobierno, es un orgullo acompañar a Eduardo y Juan en un día tan importante. Pudimos ver la emoción y esperanza de rehacer su vida una vez que hicimos entrega de las llaves de su nuevo hogar. Realmente, iniciativas como estas, son un verdadero cambio en términos de políticas públicas, y lo que buscamos es transformar los paradigmas sobre las personas en situación calle y que puedan tener la oportunidad de iniciar una nueva vida”, sostuvo el gobernador Roberto González.

Por su parte, el seremi de Desarrollo Social y Familia, Felipe Valdovinos, afirmó que “estamos muy contentos de iniciar el programa vivienda con apoyo en la región del Maule, con 24 participantes. Hoy partimos con un pequeño pero significativo acto, con el ingreso de don Juan y don Eduardo al que será su hogar. Así que muy contento, de estar dando una segunda oportunidad a personas que por diferentes razones de la vida les tocó estar en una situación de vulnerabilidad”.

En tanto, Juan Químen, beneficiario del programa, dijo estar agradecido y con esperanza de comenzar una nueva etapa “para mí lo que es el programa, es un camino a la esperanza. Esa esperanza nunca se ha perdido, al contrario, a mí me hace sentirme más personas, porque antes era un don nadie y me criticaban por ser un vagabundo y vivir en la calle” añadió un emocionado Juan.

La iniciativa regional tiene como objetivo revincular socialmente a personas en calle a través de un apoyo especializado e individualizado que se desarrolla en viviendas equipadas mediante la entrega de un subsidio de arriendo, promoviendo así el aprendizaje de habilidades y capacidades para iniciar el camino hacia una vida independiente.